¿Qué es un forúnculo? Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad

Los forúnculos ocurren principalmente en la cara, la parte superior de la espalda, las axilas, las nalgas y el área púbica, pero también pueden desarrollarse en cualquier otra parte de la piel donde haya pelo. Inicialmente, se puede ver una pequeña pústula roja, en medio de la cual se acumula pus.

¿Cómo aparece un forúnculo?

Cuando la inflamación penetra en las capas más profundas de la piel forma un nudo doloroso, sensible a la presión, con un diámetro de medio a dos centímetros. Dependiendo de la ubicación, puede ser muy doloroso.

Si el forúnculo se rompe a través de la piel, el pus se vacía y la incomodidad se detiene. Después de la curación, queda una pequeña cicatriz.

La formación de pus en el medio de los furúnculos se parece a la formación de pus en un absceso. Los abscesos son cavidades encapsuladas formadas por la fusión de tejidos llenas de pus.
Tratamiento del forunculo

Síntomas: hervor en la cara, glúteos y área púbica

Un furúnculo siempre está precedido por síntomas de faringitis superficial (foliculitis). Como un primer signo del folículo piloso inflamado se desarrolla en la piel una pústula muy pequeña; en una inspección más cercana, se puede ver un pequeño cabello en medio de la inflamación, que está rodeado por una hinchazón.

Como resultado, la inflamación se propaga rápidamente al tejido circundante, la pústula aumenta de tamaño y crea un exceso de calor con un nudo de un diámetro de medio a dos centímetros.

La inflamación es dolorosa, y la ebullición es tensa, la fusión purulenta provoca la aparición de un injerto central. Cuando el forúnculo atraviesa la piel, el pus sale espontáneamente y los síntomas se desvanecerán y una vez que se ha curado, queda una cicatriz retraida.

En su mayoría, los forúnculos no provocan ningún síntoma adicional, en la mayoría de los casos son síntomas generales leves, como por ejemplo temperatura ligeramente elevada.

Sin embargo, si varios forúnculos adyacentes se mezclan entre sí para producir un carbunclo, pueden producirse más molestias. En los casos más graves, los canales linfáticos de la piel pueden inflamarse (lo que se denomina linfangitis) e inflamar los ganglios linfáticos. 

Si las bacterias que causan el hervor entran en el ciclo de cría, se puede desarrollar una sepsis.

Si los forúnculos o los carbuncos causan más síntomas también dependerá de su ubicación. Los forúnculos en la cara son especialmente graves en el área desde el párpado hasta la nariz y el labio superior, por lo que existe el riesgo de que se desarrolle la llamada Orbitaphlegmone (enfermedad de la cuenca del ojo), trombosis venosa cerebral o meningitis (meningitis).

Causas

Los desencadenantes de un forúnculo son las bacterias (generalmente Staphylococcus aureus), que infectan un folículo piloso (folículo piloso).

Producen una inflamación del folículo piloso que se propaga aún más por las bacterias. En el proceso, una pústula roja con una clavija central purulenta se forma en el sitio de la inflamación, desde la cual la ebullición sensible a la presión tiene hasta dos centímetros de tamaño.

Por lo general, los forúnculos tienen sus causas en una autoinfección, es decir, los patógenos provienen, por ejemplo, de su propia nariz y garganta, donde ocurren naturalmente y no son dañinos.

La transmisión de las bacterias también es posible a través del contacto directo con la piel (incluso con personas que no tienen ebulliciones) o a través de objetos infectados. 

En un sistema inmunitario debilitado, los patógenos alcanzan la piel a través de lesiones cutáneas muy pequeñas y apenas visibles a lo largo del folículo piloso o las glándulas sudoríparas.

Varios factores pueden favorecer la formación de un furúnculo:

  • Diabetes mellitus no reconocida o mal controlada.
  • Ropa muy ajustada y abrasiva.
  • Desinfección insuficiente de la piel después del afeitado.
  • Tratar los forúnculos con ungüentos, compresas e higiene.

Tratamiento del grano o forúnculo

Tratamiento del furungulo
Para un furúnculo, el tratamiento va a depender de la ubicación y la gravedad de la infección. Contra los furúnculos no complicados se llega a un tratamiento local en el que se desinfecta la piel afectada. También puedes tratarlo con compresas calientes.

Debido al calor húmedo, los forúnculos a menudo se vacían espontáneamente y luego se curan. El ungüento también se usa a menudo contra forúnculos para acelerar su maduración (ingrediente activo amonio bituminosulfonate).

Para garantizar que no se transfieran los gérmenes de la ebullición de ráfaga a otras partes del cuerpo o que contagie a las personas, se debe tener cuidado para garantizar una higiene adecuada.

Una pomada desinfectante aplicada a los forúnculos o soluciones que contengan ingredientes activos como la povidona yodada puede ayudar a curar.

En la mayoría de los casos, la terapia local y no quirúrgica es suficiente, pero sin embargo, cualquier médico que tenga un bisturí debe abrir el hervor con un escalpelo para eliminar el pus.

Además, puede ser necesario tomar antibióticos (penicilina), por ejemplo, con forúnculos repetidos (furunculosis) o con un tratamiento con antibiótico en la cara. En caso de intolerancia a la penicilina, se puede utilizar el principio activo clindamicina.

Si el forúnculo se encuentra en la cara, por ejemplo, en el labio superior o la nariz o en el cuello, también es importante que la terapia mueva estas partes del cuerpo lo menos posible.

Esto puede significar que sea aconsejable el reposo en cama, no hablar y comer alimentos blandos para no tener que masticar. Incluso, con un carbunclo grande en otro lugar, puede ser útil mantener la parte del cuerpo afectada temporalmente en calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *