¿Cómo se mueven los dientes durante los tratamientos de ortodoncia?

Muchas personas han tenido tratamientos de ortodoncia en Lleida para arreglar su dentadura, mientras que otras tienen algún hijo o saben acerca de este tipo de tratamientos.

¿Para qué sirven los tratamientos de ortodoncia?

Los tratamientos de ortodoncia tienen la finalidad de prevenir y corregir las deformaciones de la dentadura.

El principal tratamiento de la ortodoncia consiste en hacer que los dientes se muevan a presión, con la finalidad de alinearlos y mejorar la mordida, además de hacer que se mantengan así por el resto de la vida del paciente.

Pero ¿de qué manera se mueven los dientes con este tipo de tratamientos?

Principalmente, la conexión del diente con el hueso es lo que hace que este se pueda mover de manera adecuada y todo gracias a algo llamado “ligamento periodontal”.tipos de ortodoncias

Este tipo de ligamento esta hecho principalmente de colágeno, que hacen que los dientes queden suspendidos en el hueso.

Para unirse a las raíces, lo logran gracias a una sustancia llamada cemento, que se posa sobre las células. Este tipo de ligamento permite que el diente se encuentre totalmente pegado al hueso, lo que hace posible que este se pueda mover.

Por eso, el tratamiento principal debe ser a presión, ya que el diente aún mantiene cierta tensión debido al ligamento.

Este ligamento está cambiando frecuentemente y además se está remodelando. Este tipo de unión genera que el diente responda a las fuerzas que se le apliquen, como por ejemplo la de los tratamientos de ortodoncia.

La fuerza que se aplica ocasiona que las fibras del ligamento transmitan y reciban la tensión y la compresión. La compresión es la encargada de hacer que se diluya el hueso en el cemento, mientras que la tensión genera que las células respondan a los depósitos de estos dos.

Por supuesto, después de aplicar estos tratamientos es muy complicado que los dientes vuelvan a su estado original, ya que el cuerpo siempre mantiene el equilibrio.

Beneficios y riesgos

Los tratamientos de ortodoncia, como bien mencionamos anteriormente, se utilizan para corregir la alineación de los dientes y la posición en la que se encuentra cada uno. Además, la mordida de la persona mejora en gran medida y esto hace que la imagen de esta también lo haga. mejora y coloca tus dientas con ortodoncias dentales

Comer y hablar es mucho más sencillo, y lo mismo sucede cuando se va a cuidar las encías. Sin embargo y como en cualquier tratamiento, existen ciertos riesgos que, si bien no son fatales, pueden afectar a la dentadura del paciente.

Uno de estos riesgos consiste en que se puede ocasionar un desgaste en los extremos de las raíces, es decir, el diente se puede hacer mucho más corto de lo que era antes y este tipo de problemas se llama reabsorción radículas.

En general, este tipo de problemas se ocasiona cuando se aplica demasiada fuerza. Otra de las consecuencias puede ser que el diente pierda el mineral calcio, que es vital para que este siga funcionando y mantenga su estructura correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *